Siempre cuidando de ti
   NUTRICIÓN
  LA CLINICA
TRAUMATOLOGIA INFANTIL
FISIOTERAPIA Y OSTEOPATÍA
   ESTÉTICA

“Mi hijo camina con los pies hacia dentro“

“Mi hijo camina con los pies hacia dentro”

Esta frase “Mi hijo camina con los pies hacia dentro” es uno de los motivos de consulta más frecuentes en la consulta del Pediatra y, posteriormente, del traumatólogo infantil.

La razon de visitar al médico es que los padres, normalmente, tienden a comparar la forma de caminar de su hijo con la de otros niños y cada uno lo hace de una manera, al igual que lo hacen los adultos o hay gente más alta o más baja.

También suelen preguntar por caídas frecuentes debido a esta forma de caminar.

Marcha de pies con rotacion interna

Fig 1 – Niña con los pies hacia adentro

Mayor rotacion cadera y pies

Fig. 2 – Típica posición de niños que caminan con los pies hacia adentro por su mayor rotación de cadera.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Respecto de la Figura 1.  – Lo importante a realizar en la visita es distinguir la marcha con los pies hacia adentro que es normal (fisiológica) o aquella que es patológica.

En cuanto de la Figura 2.  – Cuando vemos en consulta un niño, conviene dejarle en ropa interior y hacer una exploración rápida pero completa. Del mismo modo, conviene ganarse la confianza del niño para que colabore, cosa que no siempre es posible por motivos de tiempo.

Realizada la exploración:

Una vez realizada la exploración general, hay que ver al niño caminar descalzo. Es muy frecuente que el niño que camina con los pies hacia dentro, una vez en consulta, haga todo lo posible por poner el pie recto y caminar como le dicen los padres.

Es por ello que normalmente se pide a los padres que graben a los niños un día normal para ver como caminan sin estar influenciados por la consulta y por el médico.

Al abordar una marcha en rotación interna (pies hacia dentro) tenemos que saber que se puede producir por 4 causas:

Anteversión femoral:

Se explora al paciente boca abajo y se valora la rotación interna de la cadera. En niños (normalmente más en niñas) se puede ver como pueden llegar a tocar la camilla en rotación interna.

Por esta causa, debido a que la cabeza del fémur mira hacia delante más de lo normal, se rota internamente la pierna para compensar.

Estos pequeños tienden a sentarse en W cuando están en el suelo, teniendo dificultad para hacerlo en “posición de indio”.  Se puede aconsejar a los padres que eviten que su hijos se sienten en W, aunque será la naturaleza la que lo haga por sí sola.

Normalmente esta condición (no es una enfermedad) tiende a corregirse progresivamente pero a largo plazo, es decir, a varios años vista.

Exploracion paciente

Fig. 3 – Exploración de paciente con anteversón femoral aumentada.

Torsión tibial interna:

Del mismo modo, con el paciente boca abajo, de valora la rotación de la tibia mediante la medida del “ángulo muslo-pie”, siendo el segundo motivo en frecuencia de la marcha con los pies hacia dentro.

Torsion tibial

Fig. 4 – Torsión tibial interna.

Metatarso aducto:

En este caso, la marcha en rotación interna se debe a la forma del pie, con la parte anterior  hacia dentro. En lactantes, en situación de deformidad rígida, se aconsejan movilizaciones y botas tipo “Bebax” para su corrección.

Ortosis tipo bebax

Fig. 5 – Ortesis tipo bebax para metatarso aducto.

Otros motivos como el “dedo explorador”, que es un dedo pulgar que se separa y va hacia adentro, dando la impresión de meter el pie al caminar.

Dedo explorador

Fig. 6 – Dedo explorador (dedo gordo pie izquierdo)

 

Se pueden dar varias de las causas al mismo tiempo, habitualmente son la anteversión femoral y la torsión tibial los más frecuentes.

¿Cómo puedo corregir esto?

Es importante saber que no hay nada que pueda corregirlo. Los numerosos aparatos que se han usado (y se usan actualmente) no sirven para corregir la forma del hueso, y solo causan gasto económico y pérdida de autoestima en el niño, ya que son pesados y estéticamente horribles.

Por ello, hay que explicar a los padres que la biología tiende a corregir la forma de caminar y que hay que saber que no todo el mundo camina con los pies perfectamente rectos y, sin por ello causar ninguna limitación.

Además, a modo anecdótico, los niños con los pies hacia dentro son más rápidos en la carrera.

¿La cirugía?

La única forma de corregir la marcha en rotación interna es la cirugía. Esta se reserva a casos severos y habitualmente asociados por problemas neurológicos.

Esta es una operación de envergadura consistente en cortar el hueso y derrotar  para conseguir la mejor forma de caminar. Esto conlleva  largos períodos de recuperación, además de placas o agujas para fijar el hueso.

cirujia de rotacion

Fig. 7 – Cirugía de derrotación de tibia y fémur.

 

¿Cuándo debemos consultar al traumatólogo infantil?

  • Si tiene alguna duda.
  • En niños con empeoramiento progresivo de la marcha.
  • Cuando exista una grave limitación funcional.
  • En pacientes con antecedentes neurológicos (por ejemplo, parálisis cerebral).

 

 

Recordad, no hay aparatos que corrijan la forma de caminar ni zapatos de marca. La biología será la responsable de modificar la forma alterada de caminar con los pies hacia adentro.

Su traumatólogo infantil será el encargado de valorar si la marcha en rotación interna es normal o patológica.

 

Twitter e Instagram: @drlopezmartinez

Ofertas Tratamientos Cuidate Fisioterapia y Estetica.

Para más informacion sobre nuestras ofertas. Pulsa aqui.

4 respuestas a “Mi hijo camina con los pies hacia dentro“

  • Un articulo muy interesante. Abre una puerta para que muchos padres observen y entiendan que les puede estar ocurriendo a sus hijos cuando caminan de una forma aparentemente rara o incomprensible. Esta forma de caminar nos avisa de que tenemos que visitar cuanto antes a un especialista, antes de que el problema vaya a mayores.

  • Me ha gustado el artículo. Espero seguir leyendo muchos más sobre estos temas tan interesante. ¿Me podríais aconsejar sobre a quien debería consultar en caso de detectar alguna anomalía en el caminar de mis hijos?
    Saludos

  • Hola Antonio, soy el Dr. López Martínez, traumatólogo infantil. En caso de duda, debe llamar al centro Cuidate y se le dara una cita lo antes posible. Gracias por el comentario y me alegro que le haya gustado.

  • Mi hijo camina con los pies unidos por las rodillas, al principio apenas se le notaba pero con el tiempo estoy observando que va yendo a más. Vuestro artículo me ha hecho caer en la cuento de que debo visitar a un traumatólogo para que nos aconseje sobre lo que debemos hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías