Siempre cuidando de ti
   NUTRICIÓN
  LA CLINICA
TRAUMATOLOGIA INFANTIL
FISIOTERAPIA Y OSTEOPATÍA
   ESTÉTICA

La Periostitis tibial.

La Periostitis tibial.

 ¿Qué es la Periostitis Tibial?

Periostitis tibial 04

Periostitis Tibial

La periostitis es la inflamación aguda del periostio, es decir, de la capa de tejido que recubre el hueso, en general, la zona más afectada va a ser el área situada entre el músculo tibial posterior y el sóleo. Existe que diferenciar el caso de la periostitis infecciosa, causada por una infección bacteriana que generalmente se trata con antibióticos o fármacos específicos para la patología del paciente.

Causas de la Periostitis

Periostitis tibial 02

Donde duele

Las personas que, con más frecuencia se ven afectadas por la periostitis son, en la gran mayoría de los casos, los corredores, pero en algunos casos, la periostitis afecta a personas que practican otros deportes en los que se realice una sobrecarga de esta estructura en el interior posterior de la tibia.

La inflamación del periostio también puede ocurrir como resultado de un trauma directo sobre el hueso.

El músculo tibial posterior es un músculo cuya acción principal es la supinación, es decir, orientar la planta del pie hacia adentro, lo que supone una importante acción para el mantenimiento del equilibrio y la postura por esta razón las personas que más habitualmente sufren esta patología son aquellas en las que el pie se encuentra en pronación (la planta del pie se orienta hacia afuera). Esto es causado por la necesidad de mantener el músculo tibial posterior en tensión durante la fase dinámica de la carrera.

La periostitis se produce especialmente durante los períodos más duros del entrenamiento, bien por aumento de la velocidad, de la distancia recorrida o tras la vuelta al ejercicio físico tras un período de descanso.

Periostitis tibial 05

Regiones afectadas

Otros factores que favorecen la aparición de la enfermedad son:

  • Calzado inadecuado
  • Correr por una pendiente inclinada.
  • Terreno inestable (por ejemplo campos de fútbol muy embarrados tras una lluvia).
  • Sobrepeso

Síntomas de la Periostitis

Periostitis tibial 00

Sintomas de la Periostitis

Dolor en la cara antero interna de la pierna, en la zona de la tibia. Se pueden distinguir  dos zonas: en los 2/3 distales del borde antero interno de la tibia, donde se insertan los músculos tibial posterior, flexor común de los dedos y sóleo. Y en el 1/3 medio de la tibia, en el borde antero externo, donde se inserta el tibial anterior, siendo éste la manifestación más frecuente de la periostitis.

El síntoma más claro de esta lesión es un dolor que aparece al iniciar la actividad física y que disminuye después de un corto período de calentamiento, pero que vuelve a aparecer y con más intensidad, cuando se lleva un tiempo corriendo. El fondista experimenta una sensación de dolor o quemazón en la zona afectada.

Este dolor se atenúa progresivamente después de algunos días de reposo y reaparece al volver a la actividad deportiva.

Tratamiento de la Periostitis

Periostitis tibial 03

Tratando la Periostitis

A continuación explicaremos el tratamiento de esta patología pero lo más importante de todo es que el paciente tiene que ser consciente que debe cesar la práctica deportiva hasta que la periostitis haya desaparecido.

– Aplicar hielo en la zona afectada durante 15 – 20 minutos ayudará a bajar la inflamación, además de ser un buen analgésico frente al dolor agudo.

– Terapia manual: ayudará a relajar y estirar la musculatura adyacente. Insistiendo especialmente en el tibial anterior, peroneos y sobre todo la parte interna del tríceps sural.

– Isométricos: es importante también reforzar la musculatura peri articular. Hacer ejercicios en cadena cinética cerrada, caminar de puntillas y de talones, y no descuidar tampoco los ejercicios propioceptivos.

Tras la fase de antiinflamatoria y de recuperación, habrá que ir conduciendo al paciente paulatinamente hacia la readaptación al ejercicio. Esto debe ser progresivo y evitar realizar grandes esfuerzos tras el tiempo de reposo inicial.

Es importante también saber elegir el tipo de terreno. Sobre todo al principio para evitar recaídas, e intentar evitar futuras sobrecargas con las pautas descritas anteriormente.

Articulo realizado por D. Salvador Mateos Montalban – Fisioterapeuta.

Referencias

http://www.fisiolution.com

https://www.fisioterapia-online.com

http://www.solofisio.com

4 respuestas a La Periostitis tibial.

  • Muy interesante el artículo. Soy deportista amateur y desde hace algún tiempo tengo algunas molestias sobre esa zona y no sabía bien que me podía estar pasando. Ahora lo tengo más claro y obrare en consecuencia.

  • Yo he padecido periostitis y no se lo recomiendo a nadie. Sobre todo a los deportistas que salen de continuo día sí, día también y tienen que hacerlo con dicha patología

  • Estupendo artículo, había muchas cosas que no sabía de la periostitis. Llevo con ella año y medio y todavía no le di solución. Al principio paré de correr pero después de tres meses seguía igual. Esta última temporada estoy acudiendo semanalmente a un fisioterapeuta y me están viniendo muy bien. La periostitis sigue todavía ahí pero ha mejorado mucho y me permite empezar a entrenar casi tanto como antes de tenerla.

  • Muy buen artículo, información clara, concisa y bien detallada. Seguiré vuestros consejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías